welcome
Links
Afilie
Staff
Credits
skin diseñado por Skaôi de SourceCode
Welcome
El Staff y los usuarios te damos la bienvenida a Undergrand Hotel (Hotel subterraneo) La prisión federal estadounidense ubicada bajo el suelo de Long Island.
Esta prisión repleta de simple escoria, por no decir que está llena de basura humanizada te da la bienvenida a formar parte de este lugar, ya sea como un prisionero obligado a estar aquí bajo condiciones, o un oficial que es libre de torturar a cada uno de estos. El staff te invita a pasar por los temas en los que se explican la trama y los tipos de personaje que encontrarás aquí, como también estamos abiertos a cualquier tipo de sugerencia que se desee objetar.
Ya que es un foro nuevo y prácticamente en construcción, le pedimos paciencia, sobre todas las cosas. Estamos abiertos a cualquier sugerencia que pueda ofrecer cada uno de los usuarios, los recibiremos con los brazos abiertos. ¡Sean libres de rolear como quieran! Siempre y cuando se deben cumplir las reglas y leer la información para no crear confusión entre aquellos que apenas entienden lo nuevo. Bienvenidos a Undergrand Hotel. El Presidente les desea una buena estadía.

Zolf J. Kimblee

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zolf J. Kimblee

Mensaje por Zolf J. Kimblee el Miér Ene 09, 2013 5:24 pm


Zolf J. Kimblee

• Crimson Lotus// Psicópata • Edad: 32 años • Nacionalidad: Inglés • Rango: Nivel III • Seme •

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Descripción Física

Es imposible que un hombre como Zolf J. Kimblee pase desapercibido. Se alza, imponente, a la altura de un metro con ochenta y ocho centímetros, siendo más amenazante aun por su aura, por la sensación de frío gélido que despide que por su tamaño. Posee un cuerpo de soldado, sin un ápice de grasa, con una bien formada musculatura sin sacrificar su agilidad. Tiene la piel pálida, con varias cicatrices, todas producto de la guerra, especialmente una quemadura en el cuello que suele emplear al descubierto, asustando o impresionando a más de un iluso que se cruce en su camino. Tiene el cabello largo y lacio, castaño oscuro, suave, extrañamente, pues no lo cuida especialmente y lo suele llevar en una cola de caballo en la base de la nuca, para tener los ojos libres en todo momento: un soldado siempre está rodeado de enemigos. Probablemente, lo que más llama la atención de él son sus ojos. Son azules casi grises, acerados, profundos, interminables, reflejan su profunda inteligencia y su malicia. Tiene la nariz recta y de buen tamaño, levantándose constantemente en el desdén que le provoca la gente que considera sus inferiores, o aburrida e inconsecuente. Casi siempre tiene los delgados labios curvados en una sonrisita cínica, a medio labio, que traiciona su actitud usualmente caballerosa y hace de él una rareza, el caballero psicópata del que todo el ejército habla. Su sonrisa es blanca y aperlada, aunque es una visión rara, pues no suele sonreír a menos que sea para burlarse de alguien. O, claro...cuando tiene algo que destruir.
Tiene manos de músico, a pesar de que son algo rasposas por el uso rudo que les da, son grandes y hábiles, acostumbradas a hacer trabajos delicados y absolutamente precisos, por lo que tiene un perfecto control de ellas en todo momento, y son las que pueden delatar si está pensando un plan diabólico o si se encuentra relajado, bajando la guardia. (Ja! ¿Acaso creen que alguien como él baja la guardia? ¡Jamás! Estaría muerto, ya.)
En cuanto a sus atuendos, prefiere la ropa sencilla de soldado, pantalones azul marino, camisa blanca, su chaqueta azul a juego y las botas negras a la rodilla, sin embargo al no poder emplear ya ese tipo de ropa se decanta por un tipo de look más formal, especialmente trajes de tres piezas y zapatos de vestir, utilizando en muchos casos un sombrero para ocultar su rostro. Es frío, sanguinario y malvado, pero no suele actuar sin provocación. En conclusión...si quieres conocerle...es mejor andarse con pies de plomo...


Descripción psicológica

Es irónico que una mente tan brillante sea a la vez tan defectuosa. El caso de Zolf es una completa contradicción, pues tiene una habilidad casi inhumana para comprender el funcionamiento de las cosas. Y ama manipularlas. Tanto a las cosas mismas como a las personas. Así que, sí, sobra decir que Zolf es un maldito bastardo, que disfruta de provocar y atestiguar el sufrimiento ajeno, y tan masoquista que a la vez disfruta el propio. ¿Porqué? Pues es obvio: Lo que no te mata te hace más fuerte, eso a este militar le consta, las dificultades que ha vivido han forjado su carácter. Sin embargo, no es un tipo frío, desapasionado, es más bien un entusiasta de la vida y sus excesos, dándose sexo, alcohol, drogas, cigarro, violencia, tanto como le plazca, cuando le plazca.
Detesta por sobre todas las cosas que intenten controlarlo: le aburre y le desanima. En cambio, el disfruta del poder sobre los demás, de saberse más fuerte y más inteligente, sin embargo suele presentarlo de una manera sutil, como el titiritero que jala en secreto los hilos de sus muñecos. Para él la guerra es un juego, el mejor juego que existe, y la disfruta con un entusiasmo casi infantil, sus finos oídos captando las ondas producidas por las explosiones a kilómetros de distancia. Su alineación podría describirse como "caótico neutral". ¿Puede ayudarte? Sí, depende. Talvez si le pareces útil o interesante. ¿Puede darte el tiro de gracia? También. Todo depende de su propio estado de ánimo, del constante caos que es su psique. Firme seguidor de la filosofía en la que el más fuerte es el que prevalece, posee genuino respeto por quienes considera superiores a sí mismo en un aspecto, pero le importan un comino si hay terceros que salen lastimados por su culpa. Altamente calculador y metódico, sabe perfectamente como manipular cualquier situación a su beneficio, haciéndolo venenoso como la peor de las serpientes e igual de peligroso.
Su verdadera personalidad, antes del psicópata, está completamente enterrada bajo el desbalance que ha sufrido por los traumas que destrozarían hasta al hombre de voluntad más férrea. Se habla de un tiempo lejano en el que tenía fé y era verdaderamente gentil con quienes lo rodeaban, pero cualquier mención de aquello será recibido con una respuesta irrisoria. No sabe compartir, no le gusta ni le interesa. Tampoco cree gran cosa en las virtudes, excepto en la caballerosidad y la galantería, características que mantiene en todo momento a la perfección, con cualquiera de los sexos. Detesta relacionarse con la gente en general, y sólo interactua con la gente que considera a) un acostón potencial o b)un enemigo digno. Sobra decir que su única lealtad es consigo mismo, y que el amor y la fidelidad de pareja le causan poco menos que náuseas.


Historia


Zolf J. Kimblee nació en el seno de una familia aristocrática, venida a menos por el paso de los años. El padre, rígido, falto de cariño completamente, y la madre, una ebria sin remedio, vieron crecer a un niño que pasó de ser un muchachito tierno a un infame monstruo en menos de sus primeros diez años de vida. Aquel colegio caro y prestigioso en el que iba lo expulsó. Y así fue. Una...Dos...Tres...hasta la cuarta vez, en el que esta institución educativa, más modesta que las anteriores, sobra decir, le expulsó y se encargó de que se le diera cualquier educación tanto privada como pública. ¿Porqué? Pues verán, el querubín prendió fuego a las cortinas del auditorio de la escuela. El incendio escaló rápidamente, consumiendo una muy buena parte del campus en el que se encontraba el instituto. Zolf tenía apenas la "tierna" edad de trece años. La madre murió entre sus propios deshechos y botellas vacías y el padre, harto de los escándalos, tanto por parte su heredero, como de su progenitora fallecida, decide internar al chico en una escuela militar. ¿Santo remedio? Al parecer sí. El chico demostró tener un talento formidable para las ciencias, volviéndole rápidamente en un alumno de excelencia, becado por la universidad militar a los dieciocho años. Su único problema era el disgusto que le causaban las reglas.
A base de fuerza, el chico entró en cintura, y fue escalando de rangos entre los alumnos de la escuela militar, famoso por su puntería certera y por las bombas que podía producir casi con cualquier objeto, ganándose el apodo de Psycho por su amor casi patológico por las explosiones. Pero, un buen día, les llegó la guerra.
Que momento de gloria, de fascinación. Zolf lo considera el clímax de su vida. Explosiones, muerte, odio...todo pululando por las calles, libremente, destruyendo y construyendo sobre las cenizas a su antojo. Era fascinante. Llegó a la guerra como Teniente de Artillería. Su segundo Teniente se llamaba Miles.
No tenía nada de especial, más que ojos rojos, un agudo sentido del humor y un muy mal carácter. Se puede decir que eso es lo más cercano que Zolf ha tenido a una relación. Tenían sexo salvaje en el campamento y en sitios desolados, platicaban a veces. Ni siquiera se puede decir que hubiesen sido amigos. El conflicto armado acabó y, antes, se extinguió la vida de Miles. Fue un balazo, certero, directo al cuello. Zolf lo contempló desangrarse, dedicándole un simple gesto con la mano a modo de despedida. Algunos dicen que ese día perdió la cabeza, otros dicen que mucho antes no tenía salvación. La verdad es que no se sabe.
Sus tendencias psicópatas y sociópatas le ganaron citas con un psiquiatra especializado en militares. Horrorizado por sus palabras y acciones, por la naturalidad con la que veía aquel joven de 23 años la muerte, le recetó una estancia de 5 años en un renombrado psiquiátrico especializado para pacientes traumatizados por conflictos bélicos. Claro está, eso no ha hecho la menor mella en la excéntrica personalidad del Teniente Coronel, ya retirado. A sus 28 años de edad se le colocó en tribunal por sus crímenes de guerra. Ni siquiera se molestó en defenderse, se declaró orgullosamente culpable, de la muerte de un regimiento entero de sus propios compañeros y camaradas del ejército, de violar a hombres que tomaba prisioneros y de torturarlos hasta causar que muchos de ellos perdieran la cordura. Fue sentenciado a 95 años en prisión sin libertad condicional y el sonrió, dicen, complacido. "La cárcel es el único lugar para que mi genio florezca." Fueron sus palabras antes de entrar al llamado infierno en la tierra.


Extras

Gustos:
● Las explosiones, la destrucción y la guerra
● Las artes en general, pero más que practicarlas, observarlas
● La ropa cara y elegante, los lujos en general
● Cualquier tipo de droga
● La química y la física, en las cuales es un experto
● El sexo
● Las peleas cuerpo a cuerpo
● Todas las armas, blancas y de fuego
● La cultura en general
● La decadencia
● Dominar, someter, herir
● El poder
● La filosofía existencialista, especialmente de Albert Camus y Jean-Paul Sartre
● Los conocimientos de alquimia clásica

Disgustos:
● Las mujeres y los niños
● La falta de clase o elegancia
● Las reglas y que le obliguen a seguirlas
● Que le contradigan
● Las grandes fiestas y reuniones sociales
● La hipocresía
● Los tiempos de paz
● El encierro, la privación de la libertad
● Los libros de autoayuda y para niños
● Las mentiras (a menos que él sea quien las diga)
● A su familia
● Las cursilerías
● Perder el tiempo

Objetos Personales:
● Un encendedor con el que suele jugar.
● Varios libros sobre alquimia, psicología, desórdenes mentales y filosofía existencialista, que lee con frecuencia.


Físico


Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede: Fullmetal Alchemist
Nombre real: Solf J. Kimblee
Imagen:
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

avatar
Zolf J. Kimblee
Nivel III
Nivel III

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 09/01/2013
Localización : La cárcel. Duh.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Zolf J. Kimblee

Mensaje por Kaburagi T. Kotetsu el Miér Ene 09, 2013 5:40 pm


» accepted and closed.
Bienvenido al foro!
» Recuerda pasar por el registro de físicos para registrar tu avatar además de pasar por ela petición de celda y habitación y el registro de prisioneros. Cualquier duda no dudes en preguntarnos mediante mp o por el subforo de dudas & sugerencias. Sobre todas las cosas; ¡Disfruta del foro!

avatar
Kaburagi T. Kotetsu
Generales
Generales

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 19/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.