welcome
Links
Afilie
Staff
Credits
skin diseñado por Skaôi de SourceCode
Welcome
El Staff y los usuarios te damos la bienvenida a Undergrand Hotel (Hotel subterraneo) La prisión federal estadounidense ubicada bajo el suelo de Long Island.
Esta prisión repleta de simple escoria, por no decir que está llena de basura humanizada te da la bienvenida a formar parte de este lugar, ya sea como un prisionero obligado a estar aquí bajo condiciones, o un oficial que es libre de torturar a cada uno de estos. El staff te invita a pasar por los temas en los que se explican la trama y los tipos de personaje que encontrarás aquí, como también estamos abiertos a cualquier tipo de sugerencia que se desee objetar.
Ya que es un foro nuevo y prácticamente en construcción, le pedimos paciencia, sobre todas las cosas. Estamos abiertos a cualquier sugerencia que pueda ofrecer cada uno de los usuarios, los recibiremos con los brazos abiertos. ¡Sean libres de rolear como quieran! Siempre y cuando se deben cumplir las reglas y leer la información para no crear confusión entre aquellos que apenas entienden lo nuevo. Bienvenidos a Undergrand Hotel. El Presidente les desea una buena estadía.

•• Ficha : Leone ••

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

•• Ficha : Leone ••

Mensaje por Leone D´Agostinni el Mar Ene 08, 2013 8:47 pm


Leone D´Agostinni

• Leo / León / Mische • 27 años • Italiano • Oficial • Seme •

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Descripción Física


Leone es un hombre de una estatura considerable, llegando con suma facilidad al metro con ochecta centímetros. Gracias a ello, junto con su actitud, se le denota como un ser altivo y arrogante, que se impone por sobre otros aún si no es esa su idea. Brazos y piernas largas, manos grandes, una musculatura bien trabajada pero no mostrando aquello en demasía. Tiene mucha fuerza tanto en brazos como piernas, aunque depende mayormente de los brazos y manos, ya que se acostumbró a ello. Es delgado, no escuálido.

Su mirada es completamente dorada, haciendo juego con la tonalidad de sus cabellos y su piel. Es especialmente expresivo, cosa que le desagrada cuando este se da cuenta de ello. Regularmente usa algunas gafas de sol, en color morado o azul. Pocas veces negras, para así, ocultar en parte su mirada al resto. ¿por qué debe ver directamente a basuras inútiles?. Las veces que se las saca, es cuando va a combatir con alguien o cuando le fuerzan a quitárselos. Volviendo a los ojos, estos son ajados, no muy grandes, enmarcados por esas cejas algo más oscuras y que siempre están juntas en su centro, notando el enfado normal en la faz de Leone.

Sus hebras son doradas, lacias y cortas. Su "peinado" no ha variado mucho desde su niñez, ya que simplemente es cómodo tenerlo como lo posee: corto. Detesta que su cabello le cause algún tipo de interferencia, por lo que apenas le ve largo se lo corta solo.

Su piel es clara, no alcanza a ser especialmente pálida ya que un suave tostado se hace visible en ella. Es suave, pero en algunas zonas está áspera gracias a una que otra magulladura o incluso alguna marca de herida pasada -o reciente-. La cicatriz más notoria que tiene este ser, vendría a situarse en su espalda, la que recorre al menos la mitad de esta de forma perpendicular.



Descripción psicológica


Es un sujeto,a simple vista : galante. Lo es en el fondo, pero muy volátil. Cuando quiere conseguir alguna cosa, hará asta lo imposible para conseguirla pero, la Ira que le embarga es demasiada y por ello explota con facilidad.Es goloso, no precisamente por llenarse de comida como es el usual pensar, no. La gula va más allá, el no conocer el límite para detenerse, consumir tanto objetos, comida, personas incluso para poder satisfacer ese vacío que, jamás se llenará. Ese es uno de los motivos por los que siempre fuma, nunca logra calmar esas ansias, ese nerviosismo que se supone el cigarro aminora.

No se priva de nada, le gusta probar de todo lo que sea posible aún si eso le cause algún daño. No le importa. Entre más, mejor, bordeando incluso la codicia, pero no siendo ese el caso. Cuando se le niega algo, se enfada bastante, por lo que no es bueno quitarle ciertos gustos.

Jamás se ha enamorado, se ha obsesionado, pero el amor en si es algo extraño para Leo. Por ello, cuando se acerca a dicho sentimiento, no sabe como reaccionar, que decir o hacer. El día que encuentre a una mujer -u hombre- que le haga sentir aquello, de seguro que cometerá un montón de errores, atrocidades incluso, con tal de que sea solo para él. Su lado posesivo y autoritario no dudará en saldrá a flote, pero eso suele ser un problema. Sobre sus parejas, no las trataba tan mal, o al menos eso cree él.

No es fiel, no podría serlo. Sus instintos le condenan a pecar, a degustar aquellos cuerpos que demandan sigilosamente su atención. Perdiéndose en el placer, en el éxtasis y en la adrenalina que cada encuentro le otorga. No sabe mantener una relación estable, ha tratado, pero no pone mucho esfuerzo al respecto.

No tiene mucho tacto, no es delicado y cuando trata de serlo, se nota que se fuerza a si mismo. No está acostumbrado a acariciar como si fuera a un pétalo de flor, lo suyo es lo agresivo, voraz, goloso y ansioso. No es de preámbulos, el ponerse en contexto o preparar la situación le molesta. Además que tampoco sabe sobre ello.

Su personalidad se ve drásticamente afectada con el licor. Tiene aguante, bastante al compararse con otros, pero esa sustancia provoca que sus ánimos sean mejores. Para que se entienda, pasa de ser un bruto, posesivo, tarado y orgulloso; a alguien más sumiso, afectivo, de buen trato. Por aquello, procura no tomar ya que no ha terminado muy bien que digamos.

Algo que no se esperaría de él, es su gusto por los felinos. Los adora. Daría lo que fuera por ellos, si, lo que fuera. Desde la forma de los animales, hasta esa altiva actitud que simplemente le encanta. Todo de ellos le gusta, por lo que desea tener uno o varios como mascota. Actualmente no puede, pero eso no le quita el disfrute cuando se encuentra con alguno callejero, al cual no duda en tomar y acariciar.


Historia


Nació en Italia, provincia de Lombardía. Hijo de Rebecca y Adamo, hermano de cuatro personas donde eran todos hombres. Todo sobre su ceno familiar era normal, tenían una casa mediana, algunas mascotas, buenos vecinos. Su situación económica era decente, pero, todo eso era solo una pantalla. Leo nació bastardo, producto de una infidelidad de Rebecca con otro tipo, el cual era un sujeto que poseía enemistad con Adamo.Al tiempo después la mujer se entera de su embarazo, pensando en abortarle pero su personalidad le impedía llegar a ese extremo.

Quiso guardar silencio, total sería solo el quinto hijo, pero la culpa fué más grande y tuvo que contarle a su marido. Adamo, por su parte, severamente castigó a la mujer, diciéndole que ella sola ha de cuidar al niño indeseado, a la aberración de la familia. Ella, no quería separarse de su familia, así que habló con Adamo y buscaron una solución al problema. Se quedarían con el niño, criándolo como uno más, pero, cuando este cumpliera cierta edad debía marcharse. No podía permanecer allí, por siempre, era peligroso.

Es así, que la infancia de Leo para con su familia fue "normal". Se le envió a la escuela, una pública, a la que sus otros hermanos asistieron. Leone se llevaba bien con ellos, jugaban bastante y aprendía mucho de ellos. Se hizo muy amigo del que le precedía, Máximo. Solo se diferenciaban en el color de pelo, puesto que Leo era rubio y Max tenía el cabello castaño. Ambos de ojos dorados. Tuvo la tendencia a alejarse de sus otros hermanos, apegándose más a Máximo. Aquello duró muchos años, hasta que entrando en la adolescencia, a eso de los 15 años. Todo cambió.

Como persona, supo que algo no estaba bien, era... diferente. Le trataban diferente y tenía la imperiosa necesidad de destrozarlo todo, ante la mínima provocación. Su auto-control era cada vez menor, por lo que buscó soporte en su hermano, quien no supo mucho en el como ayudarle. Recurrieron finalmente, a sus padres, quienes le comentaron la verdad para el martirio de Leone. Enterándose de la verdad, se sintió totalmente ajeno a lo que creyó una familia, ya que los lazos sanguíneos para Leo eran demasiado importantes y saber que apenas estaban unidos le destrozó. Meditó al respecto y decidió marcharse, necesitaba procesar todo y sus padres no se lo impidieron, es más, le apoyaron en eso dándole algo de dinero con el cual sobreviviera los primeros meses. Quién más "sufrió" fué su hermano, pero era algo que el rubio debía hacer y se despidió efusivamente de aquel, a quien tanto estimaba y amaba.

Pasaron meses sin que la familia supiera de Leone, quien se mudó a otra región y buscó trabajo en cualquier cosa, ya que debía conseguir dinero para no depender de lo que sus padres le dieron. consiguió trabajo como junior en una mecánica, estaba bien para un adolescente. El tiempo pasaba y el chico aprendía cada vez más, forjándose un lazo bastante bueno con su jefe y con los hijos de este, quienes le fueron de gran ayuda en los años siguientes. Aquellos le fueron guiando, compartiendo con Leone y este adquirió algunos gustos y hobbys de aquellos, entre los cuales destacaba el uso de armas.

No pasó mucho tiempo en que Leo quisiera aprender más sobre ello, así es que ahorró el dinero necesario y se metió a la escuela de sub-oficiales, cumpliendo apenas con la edad mínima, ya que era la única forma legal de acercarse a las armas de fuego. Le fué mejor de lo que esperaba, estando los años correspondientes y graduado con honores gracias a su buen comportamiento y rápido aprendizaje. Aún así, quiso especializarse en la escuela de oficiales superiores y de allí en ascenso. Al cabo de varios años, se formó llegando a ser un Oficial en Jefe con el rango de Sub-Comisario. Hubiera llegado a ser comisario y superior -puesto que su meta era alcanzar a ser Coronel- de no ser porque tuvo que volver a su ciudad natal. Adamo estaba enfermo y quería junta a la familia, por lo que apenas se enteró regresó a dicho lugar a ver a su padre en su lecho de muerte.

Aún le quería, se arrepintió de no haberle ido a ver en al menos 8 años, pero no podía volver el tiempo atrás. Su madre, estaba desconsolada, teniendo a su lado al menor de los hijos ya que el resto estaba casado o trabajando en el extranjero. Se quedó al menos un mes, hasta que pudo arreglar todo con respecto al padre, la herencia y la casa. Volvió a marcharse, esta vez, iría a otro país y lo que no sabía, era que iba a estar de país en país por el próximo año.

Fué aprendiendo diversas cosas a lo largo de ese viaje, absorbiendo conocimientos sobre su oficio y teniendo uno que otro empleo como guarda-espaldas, ya que no pediría trabajo en jefaturas ya que implicaba quedarse un tiempo largo. El sitio que más le gustó, fué España, la gente allí le cautivó pese a que solo se comunicaba en inglés con quienes podía, a lo sumo algo de italiano. Se hizo de amigos allí, en Barcelona, quienes tenían una compañía bastante peculiar y reclutaron a Leone para poder dar un servicio más completo.

Llegó a los Estados Unidos acompañado de unos compañeros, con quienes planeaba tener unas vacaciones tras tanto tiempo absortos en su trabajo por allá en España. Estarían quizás una temporada, por lo que pidieron la Visa de turistas. Quería estar en Miami, así que organizó todo y llegó a un hotel acorde a su capital, gustándole el lugar. El problema era, que tanto le gustó el país y el orden en que las cosas funcionaban, que quiso quedarse allí a vivir, fué al consulado de su país para hacer algunas averiguaciones ya que si bien, había ido anteriormente a otros países, los trámites en EEUU eran algo diferentes, más complejos en ciertos casos. Tras la orientación, volvió a Italia sin mencionárselo a nadie, era necesario conseguir otras cosas -documentos y cosas de esa índole- tardándose una semana en ello, tenía prisa. Al volver, lo hizo con la visa de trabajador, siendo más engorroso obtenerla pero posible.

La mayoría de sus colegas regresaron, solo se quedó Charles, con quien buscó trabajo en este país y no demoraron en encontrar algo bastante interesante. Habían vacantes para oficiales en una prisión que mantenía criminales peligrosos, el único inconveniente es que estaba bajo tierra y no sería como en otras prisiones. Leone, al no tener esposa ni hijos, no estaba atado legalmente a nadie. Tenía una novia, con quien llevaba algunos meses pero nada serio, por lo que le informó que solicitaría trabajo en UGH y esperaba ser aceptado. Aquella no lo tomó muy bien, pero a las finales aceptó y no se opuso ante ello. Él y su compañero aplicaron al sitio, siendo Leone aceptado e ingresado al tiempo después.

Juntó sus cosas, entre ropa, documentos y otros, los empacó y se fué a trabajar de Oficial en la prisión mencionada. Esperando que al menos de esa forma, encuentre un buen motivo por el cual seguir con su labor, ya que, el peligro que seguramente encerraban esas paredes sería algo que le gustaría... o mataría.


Extras


- Tiende a buscarse parejas morenas o en su defecto de cabellos oscuros nada más. No sabe el motivo, simplemente le gustan.
- Mujeres de cabello largo, entre más largo mejor. Además, si usan lentes le atraen más.
- Usar la fuerza bruta para convencer a los imbéciles.
- Dominar. En lo que sea.
- Lo picante.
- El negro.
- Café, el té lo odia con alevosía.


-Al ser de carácter fuerte, tiende a tomar lo que tenga alcance para golpear -bestialmente- a quien le haga enfadar. Solo si se trata de hombres, puesto que mantiene un respeto por el sexo opuesto. Esto no quiere decir, que no encare a alguna fémina que ose retarle, ya que, tampoco aguantará que le pasen a llevar.

-Siempre buscará un espacio para poder fumar, podría estar a punto de morir y mientras no pasee un pitillo por sus labios, no lo hará.

-Tiene muchos pares de lentes, se le suelen perder o romper.

-No le gusta usar jeans. Los odia.

-Pese a su forma de ser, gusta vestir como todo un caballero.

-Aborrece darle la mano a otros, es a causa de eso que suele andar con guantes negros. Además que le son muy útiles en otros ámbitos.

- Mische era como le llamaba su hermano, Máximo. Actualmente no recuerda el porqué de dicho apodo, además de que solo era aquel quien le llamaba de esa forma. No le ha contado a nadie de eso y no planea hacerlo.

Habilidades:
-Gran manejo con las armas de largo alcance. Entiéndase con ello, cosas alargadas como lanzas y demás, pero Leo no utiliza armas como tal, si no lo que tenga a mano. Puede ser fácilmente un bat, una escoba o lo que encuentre cosa de poder asestar un golpe.
-En luchas cuerpo a cuerpo tiene gran agilidad, sumado a la fuerza que se le heredó en los genes, le hacen un buen contrincante.
-Buena puntería, teniendo mayor práctica en sitios oscuros.

Debilidades:
-Las propias de los humanos.
-Las mujeres(?).
-Las cosas visiblemente adorables, tiene cierto apego a estas pese a que no lo asuma completamente.
-La abstinencia de nicotina, ante eso es fácil manejarle.
-El alcohol, como se mencionó, le hace variar su actuar y no siempre acaba de la mejor forma.
-Las estupideces sobre el amor. Es un torpe -por no usar una palabra vulgar- en ese campo.



Físico


Nombre del Anime/Manga/Videojuego del que procede:
Durarara
Nombre real:
Shizuo Heiwajima
Imagen:

IIIIIIIVVVIVIIVIII


avatar
Leone D´Agostinni
Oficiales
Oficiales

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 01/01/2013
Localización : Lavoro...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: •• Ficha : Leone ••

Mensaje por Kaburagi T. Kotetsu el Miér Ene 09, 2013 10:51 am


» accepted and closed.
Bienvenido al foro!
» Recuerda pasar por el registro de físicos para registrar tu avatar además de pasar por el registro de seguridad para poder darte un ID. Cualquier duda no dudes en preguntarnos mediante mp o por el subforo de dudas & sugerencias. Sobre todas las cosas; ¡Disfruta del foro!

avatar
Kaburagi T. Kotetsu
Generales
Generales

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 19/10/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.